Angau Noticias

Martes
11 de Mayo
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> ¿Qué nos pasó a los argentinos para que hayamos dejado morir el pan con manteca y dulce de leche?

¿Qué nos pasó a los argentinos para que hayamos dejado morir el pan con manteca y dulce de leche?

E-mail Imprimir PDF
Share

"Primero vinieron por el puchero, pero a mí no me importó, porque no me gustaba nada con caldo. Después vinieron por los autitos de plástico que se rellenaban con arena o masilla para que tuvieran mayor estabilidad y velocidad al ser lanzados, pero a mí no me importó porque prefería jugar a la pelo. Ahora golpean a mi puerta para llevarse el pote de cartón del dulce Ilolay, pero ya es tarde".


De ese modo se expresa el poeta y periodista Yasduit Pepe, capataz de redacción de Angaú Noticias, en su libro "Extinciones y planes macabros en la Argentina contemporánea", recientemente editado y presentado en la Feria del Libro de Buenos Aires. Bueno, no en la feria exactamente, pero sí a una cuadra y media de ahí.

En esa obra, Pepe -con un estilo que remonta al Galeano de "Las venas abiertas..."- recorre la historia de distintos hábitos y consumos sociales argentinos que fueron desapareciendo más o menos misteriosamente, en todos los casos con claros intereses económicos detrás de esos procesos en apariencia "naturales".

Así, por ejemplo, dedica todo un capítulo a explicar cómo el monstruo asiático Valve preparó, indujo y consiguió que los niños dejaran de jugar a "los coboi" (cowboys) a fin de que todo estuviera listo para la llegada de su juego informático Counter Strike.

En otro capítulo se habla también de la creación, con fondos de la CIA, de los canales televisivos infantiles Disney Channel, Nickelodeon y Cartoon Network a fin de exterminar la lectura de los libros de la colección Billiken y las competencias de "tutti-fruti".

 

Disparen al alma

 

Pero probablemente la parte más estremecedora de la investigación se encuentra en "Disparen al alma", el bloque que Pepe destina a explicar que no fue casual la desaparición total del hábito de desayunar y/o merendar acompañando a la infusión preferida (leche, chocolate, matecocido, té, etc) con contundentes panes untados con manteca y dulce de leche, la colación más deliciosa que haya conocido la humanidad en toda su historia.

"No hay sociólogo ni especialista en cuestiones alimentarias que pueda fundamentar -basándose solamente en la lógica del gusto- que millones de personas hayan reemplazado aquellos panes por galletitas que saben todas igual (es decir, a arena fina mezclada con cal y esencia artificial de vainilla o cacao) y que han sido elaboradas con menos amor que un matrimonio de la realeza británica", expresa Pepe.

Cruzando abundante información de procedencia diversa, el autor logra demostrar que la destrucción del pan con manteca y dulce de leche (y de sus equivalentes en otros países de América Latina y del resto del Tercer Mundo) fue ideada por el Pentágono estadounidense en 1981, en base a una instrucción expresa del entonces presidente Ronald Reagan.

Incluso, Pepe llega hasta a dejar abierta la posibilidad de que John Hinckley, el joven que disparó contra Reagan aquel año, no haya sido un enfermizo admirador de Jodie Foster, como se dijo entonces, sino un fanático del dulce Poncho Negro, mítico producto que aún se vende en frascos de vidrio.

"A comienzos de la década (de los '80s) la recesión golpeaba a la economía norteamericana y los despidos masivos más importantes se habían dado en la industria alimentaria -dice el libro-. La administración de los EEUU diseñó una acción de pinzas a largo plazo: por un lado se operó la destrucción de los consumos sociales tradicionales y por otro se inició la avanzada que terminaría dejando todas las grandes galletiterías de América Latina en manos de capitales norteamericanos".

 

Golpes finales

 

La operación siguió más allá de Reagan y de los cambios de la política yanqui. La captación de las fábricas locales fue paulatina e indetenible. Terrabusi, por ejemplo, quedó en poder de Kraft Foods. En poco tiempo las galletitas "Variedad", hasta allí un delicioso combo de sabores, quedaron convertidas en una colección de botones de plástico semimasticables.

Simultáneamente, los canales de TV "para chicos" eliminaron la idea de que los pibes tenían que estar frente a la tele sólo las dos horas diarias que antes la televisión abierta dedicaba a programas infantiles. Ahora el "entretenimiento" estaba disponible las 24 horas. Es decir, jornadas completas con publicidad de Melbas, Manones, Variedades, Duquesas y Rumbas que ya no eran lo que habían sido ni estaban en manos de sus creadores originales.

Colateralmente, Pilusos, Balás, Milikis y Pipos Pescadores fueron sustituidos por Power Rangers, Pokemones y otras manufacturas. El plan reaganeano estaba en plena concreción.

A la vez, se iniciaba el desembarco de las primeras consolas de videojuegos y en los mastodónticos ordenadores de aquel primer tiempo ya aparecían aplicaciones para chicos. Con el tiempo, ya no haría falta jugar a la pelo en la calle: para eso estaban el Fifa Soccer o el Pes. Ya no hacía falta correr jugando a los cowboys o a "policías y ladrones", bastaba con el Counter Strike. Ya no hizo falta tocar timbres y salir a correr con los amigos, la amistad era subir fotos pelotudas y escribir comentarios pajeros en Metroflog o -ahora- en Facebook.

Millones de moscas no podían equivocarse, y el pan con manteca y dulce de leche salió de las mesas argentinas en silencio. Ya jamás lo veríamos salir chorreante de nuestras tazas, tras esa gloriosa inmersión que le agregaba una dosis de sabor sublime.

Y acá estamos, escribiendo/leyendo esto mientras masticamos unas Licoln que tienen sabor a nada. Una nada prolija, limpita, simétrica, mortal.

 

 

.

 

 

Comentarios   

 
0 #11 Ramoncito 08-09-2011 16:03
Error. El responsable máximo de esta depredación alimenticia es nada menos que Marlon Brando, cuando usó la sublime y sagrada manteca argentina con otros fines en una película, alláyté. Tenía que ver con el tango o algo así y ocurría en París.

Los mercados estallaron. Todo el mundo hacía o compraba warrants de manteca. Hubo escasez máxima. La Bolsa de Chicago no pudo absorber el golpe financiero.

Sólo quedó vivo el dulce de leche, en ciertas regiones del planeta. De la manteca ni hablar. Parece que varios viciosos la usaron con sus novias y se agotó el stock.

Eso sí: Qué pidieron a cambio las no usuarias de la manteca con tal de no entregar de casadas lo que rifaban de solteras ?

Qué relación mafiosa tiene el pete con la manteca ?

Ha llegado el momento del pete con dulce de leche para las ansiosas ?

Deberá el macho argento responder con una "catarata" de dulce de leche donde ellas elijan ?

Qué incógnitas, pordióóó !!!
Citar
 
 
0 #10 Cuyanita 06-09-2011 09:23
Estimado Admin: si la vesíscula de los niños vietnamitas de Arkansas saben a frutilla no quiero imaginar el sabor de los morenazos de Los Angeles California.... Los americanos son lo más!!!..
...Con razon el macho argento está perdiendo capacidad empomeril....
Sor Corro: respecto a tu afirmación, cito:"...Las nuevas generaciones de varones no son muy machitos que digamos (cereales de colores, juguitos en caja, leche 0%, galletitas a las que ni siquiera se les ocurre sumergir en la taza)....".
Te recuerdo que tampoco se veía muy machito sumergir la vainilla en el chocolate caliente hasta que quedara blandita. Hasta hay un chiste sucio referido al tema....
Estimado El Poro: Está comprobado que las galletitas marineras con queso crema y mermelada de frutilla no disminuye la virilidad masculina en absoluto. Cientos de mujeres lo han comprobado. Es un mito urbano. Además, puede ser un iniciador de encuentros cercanos del mejor tipo...jio jio jio

Muchachos, tienen que actualizarse..! !!...a ninguna mujer le gusta abrazar flotadores masculinos.

A: Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es cero calorías.
Citar
 
 
0 #9 uno opina 06-09-2011 06:46
A proteger que viene por ellos:
La chocolatada o Toddy o el cuili o la leche. Esa jarra gigante ya abollada por lo años de uso a la que podria faltarle el asa, o tenia en varios lugares saltado el esmaltado.
Adentro leche, 136 cucharadas de chocolate, y 3 1/2 kilos de azucar. Caliente si la preparaba mama o fría si la hacia uno. Ni hablar si tenías una bombilla o pajita para tomarla. Placer celestial!!

El arroz con leche. El común con canela y azucar o el epecial donde manos maestras le agregaban manzana o en el zumum pasas de uvas. Caliente, o despues del fulbo venías a la heladera a buscar el que estaba frio, con esa capita de tipo crema por arriba. Arghhhhhhhh.

La sopa de leche (esa no la sabían!!!) con esa especie de noquis adentro, salada. Y acompañada con las galletas gigantes de grasa (de tres días antes) que mi viejo traía cuando volvia del campo.

Y lo máximo (como no ibamos a ser sanos) y que alguno habrá conocido. Rebanadas de pan duro, remojado en leche y luego en huevo, apenas cocido en una sarten y al salir pasado por azúcar. Que grande la vieja...

Ahora tenemos galletas inflables de arroz (como telgopor de ricas), masitan sin grasa, sin color, sin sabor. Jugos que la única vez que vieron una fruta era cuando el camión repartidor de las cajas pasa frente a una verdulería. Carne magra, sin sabor, sin grasa, sin carne.

Evidentemente estoy viejo. Pero, la pucha que lindos recuerdos!!!

A: Gran enumeración, Uno, gracias.
Citar
 
 
0 #8 Matecocido 06-09-2011 01:41
"...que tienen sabor a nada. Una nada prolija, limpita, simétrica, mortal." IM-PRE-SIO-NAN-TE!!!!
Recuerdo que antes del pan con dulce de leche, desapareció el pan flautín, cortado al medio, con la "gordura" de la leche y finamente espolvoreado con azúcar....
Mundo de mierda, carajo.

A: Pero todavía podemos dar vuelta la historia. Aprovechemos que todavía se consigue en algunos lados el pan francés (no ese pan de juguete que venden en todos lados ahora) y la gloriosa galleta criolla.
Citar
 
 
0 #7 Charles Rexach 05-09-2011 20:08
Admin en mi estudio contable con mi socio y su hermano estamos armando una silensiosa pero constante revolución y resistencia dulcelecheril(? ). todas las mañanas se desayuna con : tostadoas y dulce de leche y muchas veces con manteca. Vengan de a uno q los esperamos espalda contra espalda

A: ¡Hasta la victoria y el flan casero, siempre!
Citar
 
 
0 #6 Sor Corro 05-09-2011 16:44
Coincido plenamente con el lector El Poro. Las nuevas generaciones de varones no son muy machitos que digamos (cereales de colores, juguitos en caja, leche 0%, galletitas a las que ni siquiera se les ocurre sumergir en la taza). Y lo peor de todo, es que están avanzando con las generaciones anteriores, con la complicidad de los médicos que sin escrúpulos prohíben las cosas más ricas de la vida.
Machos de antaño transformados en hombrecitos pusilánimes que limpian sus manos con alcohol en gel antes de tocar la galletita de triple salvado para untarla con queso crema light.
ADÓNDE VAMOS A IR A PARAR?

A: Eso es lo peor, que a este paso no se va a parar en ningún lado.
Citar
 
 
0 #5 arKhanHell 05-09-2011 12:06
Otro recuerdo de mi infancia (en los 80) que creo que fue objetivo de este macabro plan imperialista, es el mate de leche.
Tenía que estar bien caliente porque sino te aventaba todo. Te quemabas desde la lengua hasta el estómago ¡¡¡Pero que rico que era!!!

A: Buenísimo.
Citar
 
 
0 #4 El poro 05-09-2011 11:07
Ni olvido ni perdon para los destructores del alma de la patria.Este complot va mas alla de que una simple multinacional aumente sus dividendos.
El ataque es a la psique de los niños.Y en especial los varones, a quienes de pequeños tratan de cohercionar los gustos a determinados productos masificados.
El eobjetivo es, a la vez, tan maquiavelicamen te simple que horroriza:

LA INGESTA PROLONGADA Y SOSTENIDA DE QUESO CREMA Y MERMELADA DE FRUTILLA PROVOCA DESCENSOS IRREPARABLES EN LOS NIVELES DE TESTOSTERONA.

Por supuesto, esto afecta mayoritariament e a la poblacion masculina, que se ve imposibilitada de desarrollar actividades en donde "los huevos" juegan un pàpel preponderante.
No imagino a ninguno de los niños/preadoles centes actuales demostrando su hombria con la PRUEBA MAXIMA. Para ellas(y algunos ellos bastante raritos, explico).
La PRUEBA MAXIMA de hombria ante los amigos consistia en recuperar la pelota de futbol que habia traspasado los limites de la canchita y habia aterrizado EN LA CASA DEL VECINO DE MIERDA A LA HORA DE LA SIESTA.
Semejante proeza solo era atribuible, en mi época a heroes de la talla de Héctor, Ulises o Aquiles, y no somos pocos los que recordamos lo que significaba poder cumplirla. Realmente forjaba nuestro caracter para siempre.Todo este folclore se perdio paulatinamente.

Este artero plan, no tiene otro proposito que impedir la procreacion, un filtro genetico, la creacion de una sociedad "metrosexual", por no decir algo mas hiriente a ciertas susceptibilidad es. Para finales del 2011, se estima que no quedara en Argentina niungun especimen de "macho".

Pero tanto este humilde lector , como este valiente periodista, creador de la nota que desenmascara por fin una conspiracion macabra; repudiamos publicamente la actitud de los culpables de la desaparicion del pan con dulce y manteca.

A todos los doctores que durante años recomendaban no darle esto a los chicos "por la diabetes y el colesterol"
A todas las madres , que engañadas por estos profesionales, terminaron criando generaciones de pseudohombres deficientes, dominados y sumisos.
A las generaciones de las esposas de estos pobres tipos que sacaron provecho, solo por el hecho de que tengo muchos amigos que son victimas de este flagelo.
Y en especial a todos esos padres que , sin saberlo, arruinaron el futuro de la raza humana, al preferir regalar una PS2 antes que una pelota de verdad, o un camion Duravit.
Al final, lo del 2012 tiene cada vez mas sentido, no?

A: Seeeeee
Citar
 
 
0 #3 Cuyanita 05-09-2011 07:33
Mr. PePe, Ud. debe aprender a no vivir en el pasado...
El pasado ya fue, el mañana es incierto. Lo único que le queda es el día de hoy (el presente) para disfrutar las galletitas marineras con queso crema y mermelada de frutilla...



ES ADICTIVOOOOOOOOOOO.....!!!!

A: Dice Yasduit que la mermelada de frutilla se hace en Arkansas con vesículas de niños vietnamitas.
Citar
 
 
0 #2 peregrino 05-09-2011 05:32
¡Qué desamparados quedamos todos ante esta conspiración! ¿Qué será de nosotros?

Ahora que nos quitaron el placer de los sabores de la infancia, ¿irán por más? ¿Hasta dónde llegará la voracidad de estos monstruos?

¡La puta que los parió!
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso