10 puntos clave para hacer un "bailable" de Navidad y Año Nuevo por radio

Jueves, 27 de Diciembre de 2012 11:01 Jebrivari Pepe
Imprimir
ShareTweet

En el Chaco, el calor no es el único ingrediente insufrible en las noches del 24 y 31 de diciembre. También están los "bailables" de las radios locales, un verdadero catálogo de berreteces que se reproducen al infinito gracias a los parientes y vecinos que los sintonizan y los ponen a todo volumen.

 

¿Usted quiere hacer un bailable y no sabe cómo? Lea esta guía y vaya corriendo a comprar seis horas de programación para la noche del 31.

 

1. La música. Es, obviamente, un elemento central. Quizás usted es de los que tienen miles de discos y cd's con obras musicales de todo tipo. En ese caso, separar los discos adecuados le puede llevar mucho tiempo y convertirse en una tarea cansadora y engorrosa.

Simplifique la selección del siguiente modo: coloque todos los discos y cd's al sol, y espere unos minutos. Al cabo de un tiempo prudencial de espera, separe los que se mantienen sin cambios. Son los que usted no necesitará en el bailable. Los que le serán útiles serán los que, por efecto de la alta temperatura, chorrean grasa por todos lados.

 

2. Lo prohibido. Es conveniente advertirle que si usted es de esas personas que consideran que hay que decir cosas luego de pensarlas, su programa será un fracaso. Si además usted forma parte de esos grupos que creen que queda feo repetir conceptos, ideas y frases, peor.

Y si, para colmo, es de los que consideran que queda horrible decir cuarenta veces por minutos las mismas ocho palabras combinadas de distinta forma, ni se presente.

 

3. Qué decir. En atención al punto anterior, usted se preguntará entonces cómo debe hablar. Si se siente aludido por las advertencias precedentes, le resultará sumamente difícil expresarse del modo adecuado. Pero no se rinda, inténtelo.

La cosa es así: durante las seis u ocho horas de programa, permute constantamente y de manera aleatoria las palabras "Navidad", "Año Nuevo", "fiestas", "familia", "alegría", "mesa", "asadito", "bailarrrrrr", "brindi" (no se olvide, así, sin la S final), "juntos", "saludito", "diversión", "corazones", "prosperidad", "paz", "cuetes" y "sentimiento", todo mezclado con los artículos correspondientes y exclamaciones como "¡vamos!" o "¡siseñó!"

Alterne todo ello con combinaciones del tipo "vía de comunicación", "la mejor onda", "los vamo acompañá toda la noche" y "eternamente gradecido".

 

4. El tono. No se venga con boludeces. Nada de un tono reflexivo o intimista. Dígalo todo como si estuviera vendiendo sandías un viernes a la tarde en la terminal de ómnibus y con el megáfono descompuesto.

 

5. Aproveche los apodos de los oyentes para exponer un fino humor. Si al leer los "saluditos" se encuentra con que Moncho del Güiraldes saluda a "Analía, la tararira del Juan Bautista Alberdi", utilice el mensaje para hacer delicadas bromas con su compañero de conducción (recuerde que un bailable nunca se hace con un solo cuadrúpedo frente al micrófono), del tipo "quién sabe cuánta patejeada le dieron a Analía jio jio jioooooo" o "yo una vé le tiré el anzuelo y quedamo enganchado lo dó jurujujujúuuuuuuuuu".

Tampoco deje escapar la ocasión de manejar un delicado doble sentido al mencionar apellidos como Ortelli, Cañete o Pascuarulo. Es importante que en todos los casos el chiste quede rematado con risotadas de vikingos ebrios y que en ese momento el "señor operador" suba el volumen de la cortina musical (preferentemente un tema de Las Primas o "El Negro no puede") hasta saturar la señal.

 

6. No olvide a "los privados de su libertad". Salude y dedique canciones a los reclusos de las distintas penitenciarías de la zona, adornándolo con frases vuelteras como "no somo quiéne para juzgar a los que quizás, en una de ésas, por las cosas que tiene la vida y que no sabemo, o por un momento en el que uno no sabe lo que puede hacer porque nadie tiene tampoco la seguridá de por ahí atuar cerébricamente en un contecto determinado, cometieron un error o alguna equivocación que, repito, cualquiera podría en cierto modo accionar determinadamente sin que eso signifique lo que somo como sere sumano íntimamente en lo má profundo que tiene el alma que es lo sentimientos".

Total después usted tiene todo el nuevo año para pedir que se incorpore la pena de muerte al Código argentino.

 

7. Dedíquele generosos espacios a los chistes internos que sólo entienden los que laburan en la radio. No deseche la posibilidad de construir momentos memorables con su compañero de conducción, en diálogos al aire como el siguiente:

-Yyyyy seguimo con la compañía que le estamo dando a todo usteden en esta noche tan especial, tan llena de... especialidad, donde lo importante e estar todojunto en familia, con la abuela, el abuelo, los papase, losijo, brindando por eso tan hermoso que tiene la vida que es... vivir. Vivir plenamente como si fuera el último día, pero no último en el sentido de tristeza, sino último en el sentido de alegría, no de alegría porque sea el último porque último no tiene que ser tristeza sino que si todo no juntamo como sociedá seguramente que saldremo adelante.
-Sactamente. Y vamo seguir con la música, ¿te parece, Corcho? A ver qué tiene el señor operador...
-El querido Oreja Madariaga, operador de lujo que tenemo hoy eh...
-Aunque a vece se le suelta algo...
-¡Jejejejejejejjjjejejjeeeeeeeeeeeeeee!!
-¿O no, Oreja?
-Dice que sí jajjjajajjjajjajjajajjjajjajjajjaaaaaaa!!
-¡Juuujujuujujujjuuuuuuuuuuuuuuuuuaaaa!!
-¡Jajajajrajrajajrajarjajrajjjaaaaaaa!!!
-Se le suelta el...
-¡Digalóoooooojjajajajajajjajajajaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!
-Porquejujujujuuujjuujjuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!
-Sobre todo si jajajajajajajajajejejejejajajajajajejajajajaaaaa!
-¡De lujo, siseñójajajjajajjajajajajajajjajjajajaja!
-¡Aunque a vece no se le suelta nada también!!!!!
-¡Jaaaaajajajajajajajajajajajajaaaaaaaaaaaaaaa!!!

(Música de Los Wawancó que sube y tapa todo durante cinco minutos)

 

8. Meta un momento emotivo. A eso de las cuatro de la madrugada, cuando el calor, el cansancio y las sangrías que pasaron por el estudio comienzan a fermentar dentro suyo, póngase emotivo. Este mensaje no falla (ni falta) nunca:

-Y tampoco podemo dejar de recordar a lo que ya no están, ¿no? Eso sere que por decisión de Dios se fueron a ese lugar donde ya no hay dolor, ni desilusión, ni calor, ni corte de luz, ni gente a la que hay que pagarle para que te cuide la moto, ni tristeza. Ello se fueron, pero permanecen en el corazón de cada uno de nosotro, porque acá como yo siempre digo estamo de paso. Este camino esunaparte. Hoy ello no miran y no alientan porque no dieron lo mejor y seguramente que en un momento vamo volver encontrarno y será otra realidad, donde esteamo felice, conviviendo naturalmente con la naturaleza y las cosa linda que todo queremos que permanezcan en lo más profundo del corazon, ahí donde todo guardamos las cosa que no hicieron felice y que están ello también oviamente porque acá, como le dije recién, estamo de paso. Pero allá no, allá estamo de planta permanente.

(Luego el otro "conductor" debe decir "hermoso lo que dijiste, y tan realiístico", y cierra cortina musical de Los Pimpinela con ese tema de la familia)

 

9. Equipo que gana no se toca. Repita todos los puntos anteriores, excepto el momento emotivo.

 

10. The end. En la "breve despedida" hable 40 minutos seguidos intentando cerrar una idea. Luego ríndase y déjela abierta nomás.

 

 

.