Angau Noticias

Viernes
14 de Mayo
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Las cenas "a la canasta", una sorda guerra sin cuartel

Las cenas "a la canasta", una sorda guerra sin cuartel

E-mail Imprimir PDF
Share

Una reunión gastronómica "a la canasta" parece siempre una alternativa genial para que nadie tenga que romperse el orto cocinando o gastando guita en atender el hambre de los demás. Hasta suena, incluso, como la más democrática manera de resolver un encuentro para morfar de más de 15 o 20 personas. Pero no es así.

 

Una cena "a la canasta" es, en realidad, una implacable guerra fría en la que juegan personajes muy disímiles movidos por intereses  habitualmente distintos, divergentes o contrapuestos. Veamos:

 

El pelotudo: Personaje estelar sin el cual este tipo de reuniones ser√≠an un fracaso. El pelotudo compra comida buena, cara y abundante, convencido de que "no puede ser menos" y aterrorizado con la idea de quedar como un vivo o un taca√Īo.

Descuenta que los demás invitados pondrán el mismo esmero, el mismo buen gusto y la misma guita que él a la hora de comprar o cocinar sus aportes.

En realidad, el panorama es muy otro, y si no fuera por el pelotudo, la cena sería una mierda. Cuando él llega, los demás respiran aliviados y buscan acomodarse estratégicamente para comer lo más posible de aquello que el pelotudo trajo.

 

El chanta de mierda: Va con la esposa, seis pibes cagados de hambre y un primo, pero aparece con un pollo al spiedo del tama√Īo de una nuez y una bolsa grande de chizitos (en la que gast√≥ $ 2,20).

En tooodas las reuniones, su primera frase es "¡Aaaaaah, qué boluddddo, me olvidé las bebidas!".

A partir de ah√≠, no har√° ning√ļn amague de salvar el olvido yendo al quiosco de enfrente, sino que chupar√° generosamente de las bebidas de los dem√°s.

 

El dominado: Felpudo humano que, obviamente, no va jamás solo, sino siempre como si él fuera una especie de accesorio portado por su mujer.

Ella cae con unos platos de elaboraci√≥n propia, a cu√°l m√°s porongoso, que son un√°nimente despreciados por el resto, al punto de que en ocasiones toda la comida se termina, hay gente visiblemente hambreada a√ļn, pero as√≠ y todo la bandeja tra√≠da por la esposa del dominado permanece intacta, apenas con una cucharadita faltante, consumida por alguien que de inmediato hizo correr la voz sobre la garcha intragable que era eso.

¬ŅQu√© hace entonces el dominado? Se dedica a morfarse toda la porquer√≠a hecha por la jermu, para disimular el repudio popular.

Ella, encima, al volver lo putea: "¡Siempre el mismo idiottta, todo el mundo se dio cuenta de que comías sin ganas, por esa cara de pajero que ponésss!!!"

 

El pelotudo plus: Variedad extrema de pelotudo. Coincide en todo con el pelotudo ya descripto, sólo que en este caso, además ¡no come la merca de primera que trajo él, sino que se dedica a consumir los platos berretas y horribles llevados por los demás!

 

La princesa: Mujer que se cree muy por encima del resto de las minas, y que ve en reuniones de este tipo una ocasión de aplastarlas de manera humillante con el talento culinario que dice tener.

Busca impactar, así que prepara por su cuenta platos rebuscados que ella cree verdaderas obras de arte.

En toda la noche, no hace otra cosa que mirar a la distancia quiénes comen lo suyo y tratar de entender qué comentarios hacen.

Si va con el marido, le rompe los kinotos con instrucciones del tipo "And√°, acercate al contador Aguirrechea, que reci√©n prob√≥ el pionono, a ver qu√© dice" o comentarios resentidos como "la turra de la Anabella comi√≥ y arrug√≥ la cara; qu√© se puede esperar de esa, si lo √ļnico que le gusta comer son pichos".

 

El crítico: Insoportable. Es un muerto de hambre, que se morfa todo lo que ve, pero para disimular asume el rol de crítico.

De cada cosa que morfa hace un comentario a quien tenga cerca.

Casi siempre dice que lo comido es una mierda infame, y casi siempre se lo dice -sin saberlo- justo a la persona que trajo ese plato.

 

 

.

 

Comentarios   

 
0 #8 pancho 18-06-2015 12:24
El "avivado". Se encarga de todas las compras, inclusive para el regalo del que cumplea√Īos ese mes. Hace un guiso de lentejas que te sale $150 y otros 150 por una remera pedorra. Durante la cena, como al pasar, hace algun comentario como...que caras est√° las lentejas, o ...en ese negocio no hay que comprar, son unos chorros y te enhebra.
Citar
 
 
+1 #7 dejenlajoda 27-07-2009 05:32
Escucha esta: repetida en dos ocasiones por el mismo matrimonio, al que fueron dejando de lado hasta que no los invitaron más: llegan discutiendo a la cena, puteándose desde lejos, cada uno en su grupete de maridos y esposas, y culpándose porque llegaron tarde y no pasaron por la rotisería para traer la docena de empanadas de carne que habían en cargado por teléfono. Todos con ánimo de mediar en el conflicto, se la pasan diciéndole" no te hagas drama, si comida hay de sobra, che...". " que tomás, vino o cerveza? dale coca a los pibes, che. aca hay..." Dos veces les salió bárbaro, lógico, a la tercera ni les avisaron.-
Citar
 
 
+1 #6 cc 21-02-2009 10:05
LA FALSA PRINCESA: quiere demostrar que ella sabe de platos exoticos (aunque no sepa hacer arroz hervido) y lleva ensaladas de naranja con cebolla y trocitos de anana fritos, cosa de que nadie, inluyendo ella, elijiera comer eso.
Citar
 
 
+1 #5 kumbancho 19-02-2009 10:18
En un asado, lo peor es el que cae con una tirita de costilla que parece de perro flaco y sarnoso, y se termina bajando el vacío hecho sánguche con las mollejas, mientras se baja el tinto más rico al grito de Qué rico vino! PERO QUE RICO VINO! Dónde lo compraste!?
Citar
 
 
+1 #4 carozo 19-02-2009 00:16
El miserable no come nada de los platos berretas que llevó y se lastra todo lo más caro, lleva un toro tinto y se toma un malbec cosecha 2002 de S100,00 la botella, coloca el Barón B adelante suyo para que crean que lo trajo el, ect.
Citar
 
 
+1 #3 Waldo 18-02-2009 16:24
Che Admi, te faltaron esos que llevan cerveza ODiosa o similar o un Termi(nator)dor en tetra, miran a los que tienen una Estela Artuá o un novi de $20, le piden "para probar" y se bajan la botella, y el gil que tome lo que quedó... total...

ADMINISTRADOR: Casi casi que los estoy viendo, est√°n en todas las movidas de este tipo.
Citar
 
 
+1 #2 Soriano 18-02-2009 10:51
Disculpem√© Sr. Administrador pero se lo tengo que decir: Ud. deber√≠a revisar su junta. ¬ŅQue clase de amigos tiene Ud.?
Con amigos as√≠, ¬Ņpara que enemigos?
El otro día esos giles que le muestran las fotos pedorras del viaje, ahora estos. Perdonemé, pero creo que es hora de replantearse algunas cosas.
Para ayudarlo, vea, el s√°bado lo invito a casa, comemos a la canasta, y mientras miramos las fotos de mi viaje, le explico como hacer. De nada.

ADMINISTRADOR: Bueno, yo llevo galletitas y picadillo.
Citar
 
 
+1 #1 trulala 18-02-2009 04:06
los miserables empedernidos: despues de colaborar entre
todos para la mesa familiar, agarran un papel y empiezan a
envolver una parte con la excusa de que es para los chicos.- Por supuesto que esos guachos habian comido como si hubieran tenido diez dias de ayuno.- La muy turra de la
madre haciendon calculos disimuladamente de lo que se estaban ahorrando para la cena.-
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El ni√Īo estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detr√°s de la cabeza y los...

module by Inspiration

Anga√ļ fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos