Angau Noticias

Domingo
16 de Mayo
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Grandezas, medianeces y miserias de la Feria del Libro

Grandezas, medianeces y miserias de la Feria del Libro

E-mail Imprimir PDF
Share

Coincidiendo regularmente con la √ļltima semana de febrero, se viene la novena Feria del Libro Provincial y Regional y bla, bla, bla‚ĶY si es una feria, hay de todo y al precio que busque, patrona. Por caso:

 

Las Vacas Sagradas: Escritores que por uno u otro motivo llegaron a tener chapa de pr√≥cer, de vecino ejemplar, de √≠cono de la cultura, etc. Como ejemplo, cada a√Īo para el D√≠a del Escritor o el D√≠a del Libro, los periodistas (los fiacas, ojo) los agobian con entrevistas que terminan siendo copiadas y pegadas de a√Īos anteriores.

En la feria, saludan a todo periodista o fot√≥grafo que ven, indefectiblemente ocupan la primera fila de cuanta presentaci√≥n haya, no importa el libro que se presente; el asunto es estar, ser p√ļblico, marcar presencia, ya que con lo que escriben no llegaron ni llegar√°n a la esquina. √ćntimamente piensan: ‚ÄúTotal‚Ķsi ac√° nadie lee nada‚ÄĚ.

Los Debutantes: Alguna insospechada jugarreta del destino los avivó de que si juntan una luca (o menos) les pueden publicar una pilita de libros y presentarlos en la Feria y entonces…¡sííí, ya son escritoreeeeesssss!

¬†La sala de la presentaci√≥n est√° llena pero de parientes y vecinos, que en una feria de libro est√°n m√°s perdidos que Margaret Tatcher en Cosqu√≠n y con la √ļnica preocupaci√≥n de que el batall√≥n de chicos que trajeron haga silencio y dejen de mover el culo en el asiento. ‚ÄúShhht, bueno, basta, callate que ah√≠ habla la t√≠a, mir√°, mir√°, saludala, hola t√≠aaa, decile‚ÄĚ.

Los Consagrados: Su raíz es más política que literaria (¡cuándo no!) y forman un selecto y cerrado círculo que, a medida que consiguen más poder, van determinando el espacio que les darán a los que pretendan estar en ese círculo. Tienen un parecido con las Vacas Sagradas, la gran diferencia es el poder político que manejan.

Cada a√Īo en la feria presentan algo, un libro propio (olvidable), el libro de otro (√≠dem), asisten a un debate o llevan al frente una conferencia (ambos intrascendentes), acciones que no le agregan ni le quitan nada a la feria pero son n√ļmero puesto que le da lustre al ‚Äúevento‚ÄĚ.

Para variar, siempre están recibiendo un premio poronga (muchas veces inventado) que nadie conoce y el cholulaje vernáculo le responde otorgándole un premio local sólo reservado históricamente a los verdaderos escritores.

Los Experimentados: Ser√≠an los Debutantes pero que ya tienen unos a√Īitos en la feria. Con respecto al acceso a la publicaci√≥n (contratos leoninos m√°s o menos) el mecanismo es el mismo de a√Īos anteriores y se aseguran por esto un lugar en la feria.

Los parientes siguen yendo pero ahora son menos; sienten el agobio y la verg√ľenza por tener todav√≠a los libros de presentaciones anteriores a√ļn sin leer y qui√©n sabe en qu√© caj√≥n olvidado del placard de la pieza.

No importa, el Experimentado en estos a√Īitos se hizo de un grup√ļsculo de fracasados de √≠dem ‚Äútalento‚ÄĚ que presenta y presenta y presenta libritos, que para lo √ļnico que sirven es para apoyar la pava del mate, nivelar la heladera o guardar las pelas de la mandarina. Pa‚Äô pior, un d√≠a se les ocurre la idea de‚Ķ¬°armar una editorial propia! Un lanzallamas a mi derecha, por favor.

Los Talentosos: Aunque siempre escriben, publican muy poco. Los encargados de la feria los tientan todos los a√Īos con ofrecimientos que van desde publicarles un libro, ofrecerles una mesa de conferencias, la presentaci√≥n de otros autores, etc. Ante una negativa sistem√°tica de √©stos, los organizadores no entienden que exista alguien que, o tiene su ego en paz o vive en un termo.

Conclusi√≥n: este personaje se pierde de subirse a varios trenes, de tener una docena de libros por a√Īo, y termina olvidado por el inconsciente colectivo y los due√Īos de la feria. Un boludo digno, digamos.

Primera fila en las salas: Parafraseando a Belisario Rold√°n: ‚Äú¬°Padres nuestro que est√°n en el bronce!‚ÄĚ
 
P√ļblico de adelante: Vienen tempranito y calculan todos los movimientos de los famosos de la primera fila. ‚ÄúSe va a sentar ac√°, seguro‚ÄĚ.

Una vez logrado el objetivo, se aseguran entrar en la foto de los diarios y los portales poniendo caras de ministro o de escritor famoso, pero no para no desentonar sino para que el poco ducho en el ambiente vea la foto y crea que es un notable m√°s del grupo de la primera fila.

P√ļblico del medio: Parientes, amigotes que no quieren aparecer en la foto y aprovechan ese espacio, donde las luces no los delatan, para criticar la ropa, el peinado, el discurso y etc. de los presentadores e inclusive algunos detalles que ven en las espaldas de los grosos de la primera fila.

Cuando se aburren, sacan el celu y mandan mensajes a los que todav√≠a no llegaron: ‚ÄúQuedate nom√°s que esto es una garcha‚ÄĚ.

P√ļblico de atr√°s: Como hay varias salas de presentaciones, entran y salen de todas ubic√°ndose en las sillas de la √ļltima fila y cerca de la puerta de salida. Le toman el tiempo al aburrimiento de la presentaci√≥n y antes de dos o tres minutos se levantan y, previa nueva vuelta por los stands de libros y babearles a las promotoras mientras reciben folletos inservibles, se mandan a otra sala con el mismo sistema de asistencia.

¬†Algunas veces optan por usar la √ļltima fila como oficina para mandar mensajes y hablar por el celu mientras gozan el fresquito del aire.

Los presentadores: Mezcla de escritores fracasados y cr√≠ticos fracasados; es decir, demasiado malos para ser escritores, entonces se afanan en criticar sin piedad al resto; y demasiado malos para ser cr√≠ticos, as√≠ que nos ‚Äúdeleitan‚ÄĚ desde sus libros y honran cada mesa con sus nuevos aires de cr√≠ticos.

Est√° el del an√°lisis erudito, que s√≥lo consigue dormir al p√ļblico y enredarse inclusive con lo que lleva escrito. El que no sabe un pedo del libro ni de la obra del tipo, pero lo recuerda muy bien de una vez cuando salieron de copas y el autor del libro hizo un chiste berreta que amerit√≥ traerlo a consideraci√≥n del p√ļblico presente como √ļnica an√©cdota v√°lida y jocosa para salir del paso.

Y por √ļltimo el le√≠do (guarda el pomo con √©ste), el que hace referencia a otros autores y libros exponiendo sutilmente la diferencia abismal entre el libro y el autor a presentar (ambos descartables) y el resto de la excelente selecci√≥n que hizo para la ocasi√≥n (¬°H d P!), l√°stima que en la sala hay dos o tres solamente que se dieron cuenta de lo que dijo, el resto, incluido el autor del libro, se desnucan a bostezo limpio.

A los tres casos, siempre les pasa lo mismo: deciden leer algo de libro del autor y no tienen mejor idea que ponerse a buscar el texto en ese momento, as√≠ que se ponen los anteojos con gran lentitud, hojean y hojean mientras largan un ‚Äúa ver, por ac√° estaba, por ac√°‚Ķ‚ÄĚ. El p√ļblico, feliz.

Los Insufribles marca Acme: Revisan con minuciosidad de palent√≥logo cada libro de cada stand. Si hay alguien de la organizaci√≥n cerca, no paran de preguntarle obviedades o cosas imposibles de averiguar. ‚ÄúEl autor de este libro se llama fulano de tal, ¬Ņno?‚ÄĚ (se√Īalando el nombre del tipo en la tapa) o ‚Äú¬ŅLa autora de este libro es A+ o 0 Universal?‚ÄĚAl final, no compran ni mierda pero ma√Īana y pasado lo ten√©s revisando y preguntando todo de vuelta.

En las presentaciones, a la hora en que el autor intenta ‚Äúestablecer un puente con el p√ļblico‚ÄĚ y ofrece el micr√≥fono para alguna pregunta, estos plomazos intervienen con taradeces del tipo ‚Äú¬ŅSu libro est√° a la venta? ¬ŅEn qu√© parte de la feria est√°?‚ÄĚ


Y para qué te cuento si ve a dos o tres Vacas Sagradas o Consagrados en una rueda de charla; a los dos minutos de haber metido su cara de kevlar en la conversación, ves cómo el grupo se desarma y lo deja sólo. Pero se recompone rápido del desaire y busca nuevas víctimas.

Total, gente dando vueltas al dope es lo que sobra en la feria.
 

 

 

Comentarios   

 
0 #16 Steven Seagal 05-03-2009 08:16
A ver si entiendo: ¬Ņen alg√ļn punto surgi√≥ un conato de debate en torno a la legitimidad de la feria como √°mbito cultural por excelencia?

Hay gente que cree que estos eventos son como entidades osm√≥ticas en constante intercambio de fluidos con la mierda que sea que se exponga en sus escaparates, y que de alguna manera esa mierda (libros, en este caso) adquiere su sentido y valor objetivo s√≥lo en tanto expresiones individuales de aqu√©l todo (el todo es la feria, ¬Ņcapisci?).

Los libros (y en raros casos lo que se escribi√≥ en ellos), que s√≥lo son LIBROS gracias, digamos, al ‚ÄúPato‚ÄĚ, le conciernen por derecho de pernada y antes que a cualquiera a los pelotudos que se amontonan en el primer sal√≥n que haya para amontonarse y que, -hay que decirlo-, tan bien caracterizados est√°n en esta nota. Eso creen los que creen.

Para mí, que soy más bien reacio a los amontonamientos y que tardé semanas en terminar El Principito, la inauguración de la Feria del Libro fue un obstáculo casi insalvable para llegar, caminando por Arturo Illia en dirección ascendente, al supermercado chino. Y con eso no se jode.

En cuanto a los ‚Äútipos‚ÄĚ que se describen arriba, se extra√Īa la presencia de los ‚Äúimpostores‚ÄĚ. S√© de algunos que reci√©n est√°n haciendo sus primeros renglones y aspiran, en el mediano plazo, a ser declarados patrimonio cultural de la humanidad. Suelen ser j√≥venes y ambiciosos y abusan de sus parientes (t√≠os a los que s√≥lo les dan pelota desde que supieron que integraban tribunales de premiaci√≥n de cert√°menes literarios o de dramaturgia, por poner un ejemplo inventado), con tal que la suma de pergaminos, por muy malhabidos que sean, les permitan: a) voltearse algunas minitas, b) conseguir alg√ļn currito, y c) tratar de que Mempo o alguna otra celebridad se lleve por accidente un libro suyo en la valija, que sea el primer objeto que manotee en un viaje interoce√°nico cuando est√° muerto de aburrimiento, que lo lea y descubra entre sus l√≠neas al genuino James Joyce litorale√Īo, que lo llame y lo invite a tomar un martini con Juan Rulfo, el ‚ÄúGabo‚ÄĚ, Juan Gelman y alg√ļn otro monstruo, y que sea el presentador de su pr√≥xima obra maestra en la Feria del Libro de Buenos Aires.

Otro tipo de escritor que no vi en la lista es el ‚Äúhonoris causa‚ÄĚ pagado de s√≠, viejo, locuaz y con el morral lleno de esas historias que har√≠an las delicias de las Abuelas Cuentacuentos. Algunos son como dandys montaraces, otros/as vienen del campo de la educaci√≥n, y est√°n las (exclusivamente se√Īoras) que queriendo dejarles una herencia espiritual a sus nietitos, se desangran durante semanas sobre una vieja Remington o, l√°piz en mano, sobre un arom√°tico cuaderno Rivadavia, y despu√©s le piden al marido (un garca melanc√≥lico, venido a menos, que goza de su retiro porque la plata le sobra) que les garpe la publicaci√≥n. Maestros, aventureros o sombras de su casa, estos personajes suelen optar por la poes√≠a (nunca voy a entender por qu√©) y la destrozan con una habilidad que s√≥lo puede tener un impune hijo de puta.

No sé si habrá habido de estos personajes en la feria, porque no fui, pero que los hay, los hay...
Citar
 
 
0 #15 DOSSO MILA 28-02-2009 12:19
CIERT√ćSIMO MARA

Cuando leí lo de Sandra me chupé no se cuantas cervezas al hilo y escribí lo que leiste bajo un coma etílico.

PROFUNDAMENTE AL PEDO, bah
Citar
 
 
0 #14 Mara 28-02-2009 05:43
Mir√° Mila, dec√≠ lo que quieras de Tete, es cierto que est√° en graaaaaaan n√ļmero de mesas, pero es una mentira muy grande que no sea un tipo claro al hablar. Si vos no lo entend√©s... disculpame, pero Tete es de lo m√°s elemental. Se ve que, o nunca lo escuchaste, o nunca quisiste escucharlo, o que no te conviene escucharlo, o que habl√°s profundamente al pedo... me quedo con esta √ļltima opci√≥n.
Citar
 
 
0 #13 DOSSO MILA 27-02-2009 21:30
¬°EN TOOOOOOOODAS MAESTRO!

"Mírame Siempre" se títula la magistral mise-en-scène de TT.

Ritual del mambo comunicacional de las divinidades primigenias en el que la b√ļsqueda de protagonismo individual es el leit-motif que se repite miles de veces.

Su fuerza íconográfica cultural caracteriza a estos personajes en infinita variedad de formas y ejecutoria. Una rica gama generativa gobierna la tramoya discursiva de excepcional virtuosismo, que como signo incluye una amplia significación que va desde la metáfora de la seducción hasta su virilidad y su espíritu combativo que expresa tanto el caos existencial que de primera impresión nos acecha, como el orden y la disciplina que rige su urdimbre expresiva del horror vacui

Fuuu, qued√© exhausta... ¬Ņme sali√≥ lindo y clarito como a √©l?

Yo no entendí nada de lo que escribí. Pero de eso se trata.

De La Torre de Babel.
Citar
 
 
0 #12 EL PIBE ALEDO M 27-02-2009 04:18
ESTEM... ¬ŅY QUE OPINAN DE LOS LIBROS QUE YA VAN POR SU SEGUNDA Y TERCERA "PRESENTACION" EN LA FERIA?... Y ENTRE OTRAS COSAS, AGREGARIA EL NOMBRE "Y DE TETE" A LA FERIA DEL LIBRO ¬ŅCONTARON EN CUANTAS MESAS ESTA?...
Citar
 
 
0 #11 DOSSO MILA 26-02-2009 10:32
Es lo que intenté decir Admi, aunque parece que no lo logré.

Reitero que recibimos las opiniones del Flaco y las respetamos.

Lo que dije no entenderle fue por qué supone que los que opinamos o vemos de otra manera somos necesariamente envidiosos o resentidos y "mejor que nos alejemos de los libros".

Nosotros pensamos o suponemos que algunos o muchos solo buscan en la/las ferias notoriedad, dinero, honores...

El opina que no es as√≠, y me parece tan v√°lida su mirada como la m√≠a. Pero no lo desmerezco ni supongo o le adjudico al Flaco ning√ļn calificativo por ello, como el hace con nosotros. Simplemente eso.

Es ese punto exclusivamente el que no le entiendo

Bue, dejemos ah√≠. En lugar de aclarar parece que oscurezco. Cari√Īos y gracias!
Citar
 
 
0 #10 DOSSO MILA 25-02-2009 19:05
Celestita, sos divina! ¬ŅD√≥nde vive tu ma ahora, o d√≥nde vos?

No te quepan dudas: no solo vendedores ambulantes...TO DOS tienen sus quioscos, por m√°s c√°tedra que pretendan dictar.

Por supuesto que también mucha gente asiste porque desea sinceramente hallar un espacio de orientación para encontrarse con la literatura, la palabra escrita, el buen y bello decir...

Así como hay escritores y libros que valen mucho!

L√°stima que muy "mezcladito" todo con literatura chatarra. Cualquier cosa menos literatura, apenas si alcanzan la redacci√≥n de un ni√Īo de 3¬ļ grado ( √©stos suelen ser m√°s imaginativos).

Un aut√©ntico laberinto donde hasta el m√°s pintado se pierde y confunde el traste con las pesta√Īas

¬Ņ Y los libros que ya fueron presentados una y otra vez en cuanta feria hubo, y se siguen "presentando"...?

Flaco 33 (no serás Jesucristo vos, no?) En serio, bienvenido, como dice el admi, con tu propia opinión.

¬ŅPero por qu√© das por sentado que quienes criticamos un tufillo muy rancio en la trastienda de estas ferias, somos "resentidos o envidiosos" y advert√≠s que mejor no nos dediquemos a los libros?

Personalmente, devoro libros desde muy temprano. Sol√≠a hacerlo con una linterna bajo las s√°banas y cobertores de mi cama cuando mi padre me gritaba por 5¬ļ vez: "Apag√° ya esa luz !"

Y hoy, aunque no voy a las ferias, sigo devorando libros sin que sea imprescindible que me los "presenten" o alguien me de su opini√≥n o cr√≠tica. Aunque me encanta escuchar voces e intercambiar libros con amgios (y con escritores chaque√Īos que conozco personalmente)

Me leer solita por las noches, en ocasiones hasta que me sorprende el rubor del amanecer en el horizonte.

Y nadie puede aconsejarme, ordenarme o creer que, porque no voy o critico las ferias, debo abandonar la lectura.

La verdad, no te entiendo mucho Flaco...pero no importa. Igual ac√° est√°s, opinando como gustes y nosotros escuch√°ndote sin decirte que sos un tal por cual...


ADMINISTRADOR: Seamos ecuánimes, querida Mila. Si en la nota nos permitimos dar por sentado que algunos personajes de la Feria sólo buscan notoriedad y prensa, bien puede Flaco33 también hacer sus propias suposiciones y afirmaciones sobre lo que pasa dentro de quienes planteamos aquello. Nobleza obliga, como dicen los empleados de una conocida tabacalera.
Citar
 
 
0 #9 Flaco33 25-02-2009 12:58
Queridos criticos de cultura de esta pagina, veo que han leido mucho, por eso estos comentarios tan "inteligentes".
La verdad, si quieren divertirse vayan a ver al flaco Pailos, no a una feria del libro...
Soy lector de esta pagina y la mayoria de las veces me cago de risa, pero esta nota es una chotada total que denota resentimiento o envidia por no poder pertenecer a ninguna de las categorias aludidas, pero si quieren divertirse les aconsejo no agarrar un libro, salvo que sea de jorge corona!!!
Saludos
Las notas siguen estando buenas salvo esta... una poronga...

ADMINISTRADOR: Es una sátira que obviamente no está desprovista de una opinión, Flaco. La tuya es otra. Lo bueno, en los dos casos, es poder expresarlas. Gracias -de verdad, sin ironías- por ser parte de ese intercambio.
Citar
 
 
0 #8 lu 25-02-2009 10:46
una chotada la Feria....vienen haciéndola en ese lugar hiper chico que no deja observar nada..por qué no hacen en la Rural..cosa que uno pueda caminar...leer. .tomarse algo..y no dar una vueltita y cagarse del odio porque no vio una mierda....
Citar
 
 
0 #7 Celestita 25-02-2009 04:39
Y bueno, Mila, mi √ļnico dato cercano a dichas ferias es mi vieja, que como siempre anda rastreando eventos 'gratis' suele ir a las inauguraciones varias y despu√©s me cuenta, divertida, el despelote de vendedores ambulantes varios apostados en la zona (creo que ella siempre se lo pasa bomba recorriendo esos puestitos de 'artesan√≠as' y globos de az√ļcar, la Feria o el evento son s√≥lo su excusa). Antes volv√≠a a casa y, mientras preparaba el mate, nos contaba con lujo de detalle sus impresiones (ahora me env√≠a laaargos mails), y siempre se hab√≠a tra√≠do alguna chucher√≠a... lleg√≥ un momento en que pens√© que los que ganaban la guita eran los vendedores ambulantes, verdaderos promotores ocultos del despilfarro 'culturoso'
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El ni√Īo estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detr√°s de la cabeza y los...

module by Inspiration

Anga√ļ fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos