Angau Noticias

Viernes
14 de Mayo
Tamaño Texto
  • Aumentar fuente
  • Tamaño original
  • Reducir fuente
porn, porno
Inicio >> Varieté >> Otro notón para eshas: cómo detectar a un mentiroso que miente mentiras

Otro notón para eshas: cómo detectar a un mentiroso que miente mentiras

E-mail Imprimir PDF
Share

De alguna manera, tenemos que aprender a vivir sin Merlina Meiler, la fabulosa-maquinón-inolvidable columnista de Yahoo Mujer que nos cautivó con su foto y encima bajó desde los Cielos para dejarnos un comentario en la nota sobre la decepción sexual femenina.

El terapeuta nos dijo que depositar todos nuestros sueños y proyectos en Merlina no nos hace bien, por dos razones. Uno: cualquier apuesta de ese tipo es de alto riesgo. Dos: Merlina en la puta vida se concubinaría con alguien como nosotros. Entonces, besamos la dulce foto y salimos en busca de otros senderos.

No fuimos lejos. En Yahoo Mujer nos encontramos con Eugenia Correa, de quien ya hemos comentado algún artículo aquí. Bella pero fría como tenaza olvidada en el freezer, Euge escribió sobre cómo una mina puede detectar a un mentiroso. Va su texto en letras negritas. En letra normal, nuestras reflexiones de tipos descubiertos mal, pero mal mal.

"No se trata de ser paranoicas pero sí de estar alertas".

Ingenua Eugenia: las mujeres no se pueden poner alertas. Cuando lo intentan, indefectiblemente lo que les sale es volverse paranoicas.  

"Saber detectar cuando alguien no  dice la verdad (o nos oculta parte de ella) puede resultar una excelente herramienta, con la pareja, en el trabajo o con las amigas".

Y jugando al truco ni te cuento. 

"Quizá haya mentiras que sean poco dañinas como 'ese vestido se te ve muy bien', o '¿haz bajado de peso?', frases que alguien dice solo para hacer conversación o para darte ánimo cuando lo necesitas".

Qué herida te noto, Eugenia. Pero sé sincera: ¿te hubieras bancado que él te dijera "che, aflojá con los Bonobón que cuando te ponés ese vestido parecés un matambre de aguaviva"?

O también: ¿te bancarías que te dijéramos que en esa frase "haz" está mal puesto, porque debe ir con S?

"Otras pueden ser terribles como 'No jugué el dinero de la nómina en el bingo', o 'Nos vimos... pero no pasó nada'".

¿Quiénes se vieron?¿Él y el dinero de la nómina?¿Él con el bingo?¿"La nómina" es el apodo de una atorranta? 

"Existen algunas señales en el lenguaje verbal y corporal que pueden significar que una persona está mintiendo".

Si con el lenguaje verbal te dice "No te amo, me tenés recontrapodrido, sos una forra insufrible", cuidado, él podría en realidad estar queriendo dejarte. 

"Reconoce cuando desvían el tema".

Ejemplo:

-Raúl, ¿vos te estás viendo de nuevo con la puta ésa que te hacía comprarle joyas todas las semanas?

-¿Sabías que la Muralla China fue construída hace más de 2.000 años?

"Cuando alguien miente, muchas veces dice cosas que son ciertas, pero que no responden precisamente a tu pregunta. Por ejemplo, si tú le preguntas a alguien '¿Tú te comiste el último pedazo de pastel?' y te contesta 'yo siempre pregunto antes de tomar algo'. Su respuesta debería ser un simple sí o no. Quizá sea porque se lo comió que desvía un poco la atención hacia otra cuestión".

Pero vos preocupate, sobre todo, cuando él te conteste "yo siempre pregunto antes de tomar algo" luego de que le formules esta pregunta: "Ricardo, ¿tú te comiste la garompa de Julio en aquel camping que hicieron?"

"Sutiles silencios. A veces cuando cuestionas a alguien que está mintiendo notarás que sus respuestas tardan un poco más en llegar".

Entre 9 y 18 meses. 

"Se toca la nariz, el cuello o se cubre la boca al hablar. Científicos han encontrado que alguien que miente suele sentir picazón en la nariz, lo que a su vez puede hacer que esta persona sienta necesidad de rascarse".

Nadal parece que a la novia le hace unas mentiras de mierda, por eso se la pasa rascándose el orto en pleno partido. 

"El tocarse la nuca es un signo de nerviosismo".

Que se la muerda un compañero de trabajo ya es otra cosa. 

"Por otro lado el hecho de que se tape la boca con la mano es como si de forma inconciente estuviera tratando de detener las mentiras que está por emitir".

Y no falta el que te dice "por supuesto que te amo con la misma fuerza de siempre", y se rasca la nariz, se friega el culo contra un poste de luz, se toca la nuca y se tapa la boca con cinta de embalar. Cuando te pase, el vago como mínimo es bígamo.

"Tallarse los ojos".

¿No es muy doloroso eso?¿No sería mejor ponerse un piercing en la pupila? 

"Hay quienes dicen que un mentiroso mira hacia su derecha cuando está por decir una mentira y que esto se debe a que están utilizando la parte del cerebro que ayuda a construir imágenes nuevas, algo contrario a lo que hace alguien que simplemente recurre a la memoria para contar una historia. Aunque esto no es cierto en todos los casos, es posible que quien está mintiendo talle sus ojos de forma subconsciente para evitar que estos movimientos oculares o el contacto visual con su interlocutor lo delaten".

Por culpa de este consejo, Néstor Kirchner vive apaleado por Cristina.

"Mover la cabeza en signo de negación mientras que verbalmente se dice algo afirmativo. Por ejemplo si alguien te dice 'Si, claro, yo te llamo para volver a salir' mientras su cabeza dice no, quizá sea momento de que vayas cambiando de planes porque es posible que esa persona no te vuelva a llamar jamás".

¿Sólo la discordancia es el problema?¿Significa que si el vago dice "no" con la cabeza, y al mismo tiempo dice "en la puta vida pienso salir con vos", la coincidencia indica que la salida se va a producir?

"Y tú ¿conoces alguna otra forma de detectar mentiras? Cuéntamela".

¡Hermosa nota, Eugenia, sos lo más!

Artículo relacionado

La nota que sha leíste pero podés ver en su versión original: http://ar.mujer.yahoo.com/blog/Eugenia-Correa/97/Detectar-a-un-mentiroso

 

Comentarios   

 
0 #6 Gustavo 22-04-2009 04:09
Y bueno, andá con Mandinga a donde quieran, pero
volvé seguido a éste Maligno Portal Exorcista.
Citar
 
 
0 #5 Que me lleve el Diablo... 21-04-2009 04:22
Esta cuestión de La Verdad como imperativo categórico me tiene las pelotas llenas. El problema no es la mentira (que bien puede entenderse como la estetización de un recuerdo borroso, como la intención de que una anécdota vulgar se transforme en una fábula ejemplificadora –robo acá la justificación que Burgess hace de Ernest Hemingway) sino el uso que le damos.

Por ejemplo, si la diosa que me presentaron anoche me susurra, después de unas cuantas horas de frenesí en el camastro, “tengo que decirte algo”, me formo una imagen sobre la verdad y la mentira que se parece peligrosamente al terror: no quiero que me mienta ni quiero que me diga la verdad. Es más: no quiero que me diga nada. ¿Qué cosa tan importante tiene para revelarme a esta hora, con los pelos revueltos y la gracia ausente? ¿Que es un travesti? ¿Que está sintiendo la concepción en su vientre? ¿Que es mi hermana a la que no veía desde los 6 años? ¿Que tiene HIV? Mmm… hubiera preferido despertarme y que la cama estuviera vacía, y que me mandara un mensajito de texto a las seis de la tarde con un “hola” liminar a partir del cual pudiéramos pensar en volvernos a ver.

Con todo, creo que la preocupación acerca de las mentiras en la pareja (no hablo de mentiras como “qué buen polvo, mi amor”, que son más bien piadosas) es casi una cuestión de género, un patrimonio de las mujeres. Y en última instancia no se trata de demandar honestidad, sino de no pasar por boludas.

En efecto, a las minas les resulta insoportable que las dejen (como a cualquiera), pero a diferencia de los hombres no temen especialmente que haya “otra”, no se sienten sexualmente amenazadas; lo inadmisible para ellas es no verla venir o, lo que es peor, verla venir pero no tener los elementos suficientes para prevenirse. Eso las indigna. O sea: las minas, lisa y llanamente, quieren estar preparadas, quieren anticiparse, lo que, por lo demás, es lo que hacen la mayor parte del tiempo.

A ver si puedo acomodar las ideas: el artículo que con aparente ingenuidad se enfoca en la probable, presumible falta de honestidad del chabón (recordemos que ante una sencilla pregunta empieza a retorcerse como un experto en “break-dance”), en realidad asume que los varones son unos potenciales mentirosos, unas criaturas que llevan la simulación en el ADN, y que lo mejor es vigilarlos. Je. Me quedo con la idea de la filósofa Celestita: el que primero miente, miente dos veces, o por lo menos está particularmente sensibilizado/a ante los movimientos espasmódicos del farsante.

Ahora bien, si yo fuera mujer y mi pareja empezara a rascarse la nariz, mirar para un costado como un poseso, “tallarse” los ojos (no sé bien qué es), frotarse contra la heladera y contestar vaguedades, lo primero que haría sería llamar al 911, o al asterisco no sé cuánto, o salir corriendo al grito de: “¡A Ricardo le agarró eso que tiene Steven Hawkins!”
Citar
 
 
0 #4 Algo Rico 20-04-2009 14:39
"Hay quienes dicen que un mentiroso mira hacia su derecha cuando está por decir una mentira y que esto se debe a que están utilizando la parte del cerebro que ayuda a construir imágenes nuevas, algo contrario a lo que hace alguien que simplemente recurre a la memoria para contar una historia"


Evidentemente esto es una movida partidaria de algun zurdito de turno!

ADMINISTRADOR: ¡Bien, Algo!¡Se lo dijiste, qué tanto!
Citar
 
 
0 #3 Merlina Meiler 20-04-2009 09:38
Siguen haciéndome reír...
Besos,
Merlina

ADMINISTRADOR: Merlina, cuando por fin habíamos logrado pasar un día entero sin buscarte en los lugares que frecuentás, cuando finalmente pudimos sacar todas tus fotos de todas las paredes y todos los modulares, aparecés y nos demostrás que el sentimiento por vos sigue intacto.
Citar
 
 
0 #2 JuanBolas 20-04-2009 04:10
una mentira bien hecha no se detecta nunca....
esta linda la redactora..jajj a
Citar
 
 
0 #1 Celestita 20-04-2009 03:21
La mejor forma de detectar mentiras: ser el number one o la number one haciéndolo antes. Si sabés mentir requeterecontra bien, no te pueden vender ningún buzón! (porque el vendedor del mes fuiste vos, ja!)
Los dejo, mi jefa anda malco hoy... again.

ADMINISTRADOR: Celestita, sos una maestra.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Zona Lectores

Perspectivas

El niño estaba tendido de espaldas en el patio de su casa, revolviendo una brizna de pasto entre los dientes, con las manos detrás de la cabeza y los...

module by Inspiration

Angaú fuera de joda

El Chaco verdadero

La desocupación real o abierta, que incluye la encubierta que está formada por los inactivos (desalentados), supera los dos dígitos en Chaco. Estimamos...

module by Inspiration

Mas leídos

Ingreso